En dosis diarias 2

En dosis diarias 2

ISBN: 9786077781721
$ 200.00 $ 140.00 MXN

Es curioso que Alberto Montt haya titulado «En dosis diarias» al blog en el que desde 2006 publica sus hilarantes cartones, precisamente por corresponder a una época en la que las drogas, legales o ilegales, parecen definir cada vez más el ámbito de lo normal. Desde el alcohol y la heroína hasta el prozac o el ribotril, pasando por el tabaco y el café, los seres humanos están más y más necesitados de una «dosis diaria» de algo, lo que sea que los desconecte de sus problemas y de la angustia cotidiana. Y qué mejor droga que el humor. Un humor que además de mofarse de todo lo que rodea a esa existencia miserable, lo hace de una manera refinada y elegante: en una sola viñeta, con apenas una o dos frases (algunas ya legendarias, como «Cordero de Dios que quitas los pescados a Edmundo»). El humor de Montt, en nefecto, es tan relajante como la marihuana, tan arrebatador como el MDMA, y tan alucinante como el LSD; otorga la calma de la quetiapina, y el bienestar de la duloxetina. Podría, por tanto, ser prescrito por cualquier doctor o chamán, siempre en busca del bienestar del alma y la paz espiritual. ¡¡Y sin dañar nuestro cuerpo!! Las «dosis» del Dr. Montt —quien recibió el título nobiliario de «El rey del taco», tras su visita a México— son precisamente eso: pequeñas porciones de un humor, al parecer inagotable, que al tomarse diariamente sin duda cambiarán la perspectiva de nuestro día y, a la larga, de nuestra vida, enseñándonos que reírnos de nosotros mismos y de nuestra cotidianidad es aún más sano que comer frutas y verduras. El libro que ponemos en sus manos contiene más de ciento treinta dosis. Es responsabilidad plena del lector el uso o abuso que se haga de ellas.

  • Año de publicación: 2014
  • Género: Ilustrado
  • Páginas: 152
  • Tamaño: 22.7 x 17.8 cm.

«Me parece que un sello característico del trabajo de Alberto Montt es la reunión de los opuestos. Él ha decidido reunir a Dios y al Diablo para confrontarlos».

Juan Villoro

«Montt entiende que el humor necesita de la sorpresa y sus ideas suelen tomarte desprevenido. El dibujo es un signo de interrogación y el texto que lo acompaña es el gatillo de la carcajada».

Liniers

Notas

relacionadas

Libros

relacionados

en-dosis-diarias-3

En dosis diarias 3

Alberto Montt

en-dosis-diarias-1

En dosis diarias 1

Alberto Montt

macanudo-6

Macanudo 6

Liniers